7 Cosas Que Debes Evitar En Un Brindis

El discurso de un brindis de bodas se puede considerar como una obra de arte en lo que a oratoria y elocuencia se refiere. No puede ser un discurso muy corto, ni aburrido, tiene que ser divertido pero a la vez despertar sentimientos.

Si tienes que hacer un discurso de brindis, te damos los siguientes consejos que nunca debes hacer y así poder asegurar que todos te aplaudan.

1. Discurso cómico
Proponer un discurso tipo roast es válido, pero es importante saber cuándo es suficiente; existe una delgada línea entre divertido y vulgar. Así que no hables de las borracheras de la universidad, es poco original, toma en cuenta que la abuela y los suegros estarán en el evento también.

2. No contar chistes privados
No importa lo gracioso que creas que sea la anécdota, si la mitad del público no lo sabe, los estarás excluyendo y por lo mismo te dejarán de escuchar.

3. No insistas en temas delicados
Evite hablar de las diferencias de religión, raza y ex novios. Estos temas son totalmente irrelevantes y hará que los invitados se sientan muy incómodos.

4. Mi brother del alma
Todos los invitados suponen que si estás dando el discurso es por que se adoran mutuamente, evita repetir mil veces que es “tu brother del alma”, mejor dinos ¿por qué se quieren tanto? ¿por qué ella o él son tan increíbles?

5. No hables más de cinco minutos
Siempre es mejor dejar a los invitados con ganas de más, que deseando que termines tu monologo de brindis.

6. La copa del valor
Siempre es bueno tomarte una copa para el valor, pero controla la cantidad para no ser el borrachito(a) de la fiesta.

7. No hables de ti mismo en el brindis
Evita el egocentrismo, no hay peor discurso que el que se centra en el ombliguismo.

Tienes la oportunidad de darle a tu amigo(a) un regalo único, aprovecha y tómate en serio este discurso de brindis, no dejes que los nervios te invadan, disfruta del proceso en si, es lo que más valorarán los novios e invitados.

(vía Huffingtonpost)