Regalos para Bodas de Plata y Oro

Los 25 años (bodas de plata) y 50 años (bodas de oro) son una cifra imborrable para cualquier pareja. Y, es por ello que debe celebrarse por todo lo alto como si de la primera boda se tratase.

Si vas a acudir a uno de estos enlaces de familiares o amigos debes acudir con un regalo, pero en este caso no vale un obsequio cualquiera puesto que se trata de una fecha muy señalada y, además, presuponemos que la pareja tiene de todo. Por ello, necesitamos pensar en un regalo original, que les sorprenda y, por supuesto, les llene de alegría. A continuación, te ofrecemos algunas ideas.

Regalos de Playa y Oro

  • Un recuerdo del día en que se casaron. En esta línea, podemos acudir a la hemeroteca y encontrar la portada de un diario de la fecha en la que se casaron para comprobar qué ocurría entonces. Para dotar de mayor belleza este entrañable regalo puedes enmarcarlo tú misma.
  • Un álbum fotográfico. Otra de las ideas que pueden emocionar a la pareja es elaborar un álbum de fotos personalizado que recorra la historia de amor de la pareja. El álbum puede combinar fotos del inicio de la relación, fotos de su primera boda, viajes, momentos claves para el matrimonio como, por ejemplo, el nacimiento de hijos o nietos, etc. Asimismo, puedes incluir algunas palabras dedicadas a la pareja.
  • La foto del día de su primera boda. En la línea anterior, te proponemos ahora otro regalo para las bodas de oro de tus padres, tus abuelos o tus amigos en las que les sorprenderás con una bonita instantánea de su primera boda.
  • Un regalo para los melómanos. Si la pareja destinataria del regalo es una apasionada de la música puedes personalizar un disco hecho a su medida en el que se incluyan sus canciones favoritas.
  • Un libro personalizado. Otra bonita idea con la que sorprender a la pareja es obsequiarles con el libro de su vida. Para ello, puedes acudir a establecimientos especializados donde se encargan de redactar y encuadernar con la máxima calidad un libro de la vida, en este caso, de los novios. Así, por ejemplo, una buena idea para utilizar como punto de partida es el momento en que la pareja se conoció. El resto de los capítulos los decides tú. Asimismo, este bonito regalo puede incluir igualmente fotos intercaladas que resuman la historia de la pareja.
  • La luna de miel que nunca tuvieron. Es posible que la pareja no pudiera disfrutar 50 años atrás de un merecido viaje para conmemorar su matrimonio. Pero, nunca es tarde para hacerlo. En este caso, sorpréndeles con un viaje a un lugar que les guste. Otra idea es organizar, si lo prefieres, una luna de miel muy familiar a la que acudan también hijos y nietos.