Los niños en las bodas

Buscando algo de información referente a la participación de los niños en las bodas me encontré este artículo muy interesante que aclara muchos de esos puntos. Te invitamos a leerlo:

Los niños en las bodas

Hay quien dice que ‘una boda sin niños, no es igual de alegre‘, pero no todo el mundo piensa de esta manera. Menos aún ahora, que las ceremonias son de todo tipo y ya no se ciñen a ‘lo puramente eclesiástico‘.

Hay bodas familiares o reducidas, bodas multitudinarias, bodas rurales o en la playa, hasta bodas temáticas. ¡Ya nada es lo que era! Lo cierto es que en cada ceremonia ‘convencional’, casi siempre hay un grupo de niños que hay que mantener, sin duda, entretenidos, para que ‘nos incordien’ lo menos posible y disfruten cuanto puedan.

Dejando a un lado la siempre respetable opción de no incluir a los menores en la lista de invitados, vamos a ver qué cosas se pueden hacer o tomar en cuenta cuando hablamos de niños y bodas.

¿Qué le pongo? A la moda, guapos y elegantes

A veces no es fácil decidir qué llevarán puesto los niños a una boda. Para una ceremonia informal se presupone que con cualquier ‘modelito’ que luzca nuevo o recién estrenado es suficiente. Y es que los niños están guapos con cualquier cosa, y tienen ése brillo especial que compensa el no ir vestido de etiqueta.

Las niñas irán sencillamente radiantes con un vestido acompañado de una rebeca si es en primavera, y aderezado con un sencillo recogido en el pelo con un accesorio que acompañe al vestido. Unas sandalias de tiras serán el broche perfecto. A ellos, tampoco es nada difícil sacarles partido. Una camisa moderna, pero ‘sin pasarse’, acompañada por unos pantalones de pinzas o tipo docker, más cinturón a juego serán perfectos para ellos.

Si siempre le llevas vestido igual, es el momento de jugar con su peinado y hacérselo de tal modo que se vea diferente. Raya al lado, un poco de gomina…!cualquier cambio es bienvenido!No te rompas la cabeza en cuanto a texturas o colores, de todas maneras, puedes echar un vistazo al reportaje de Moda infantil para esta temporada, y Salir de dudas en cuanto a lo que se lleva.

¿Qué comerá?

Los menús infantiles suelen ir inherentes al banquete nupcial. Suelen estar compuestos por primeros y segundos, o sencillamente platos variados con entremeses y alimentos muy solicitados por los pequeños.
Los embutidos, las frituras de croquetas y calamares y las patatas fritas no suelen faltar.

En este sentido, como ves, no tienes por qué preocuparte porque tu hijo coma, porque seguramente lo hará con entusiasmo igual que sus compañeros de mesa. Además, las organizadoras de bodas y eventos cada vez tienen más presentes.

Taller de manualidades

Aún comiendo aquello que les guste y llevándoles con las mejores galas, una boda no es el lugar más divertido al que puedes llevar a los niños, por eso cada vez más empresas ponen en marcha actividades perfectamente compatibles con las de los adultos, tras la ceremonia.

Una de ellas, pionera, pero muy exitosa por lo que vemos en blogs infantiles, es la de preparar, para después del almuerzo, una fiesta infantil paralela que conste de un taller de manualidades infantiles. Unos delantales, una serie de folios y acuarelas para todos, será más que suficiente para que se pongan manos a la obra, y poder incluso exhibir sus obras de arte en un concurso final.

Cuentacuentos o payasos

Contratar o hacernos con un cuentacuentos semi profesional, que se encargue de amenizar la velada de sobremesa a los más pequeños, es todo un acierto para después del banquete nupcial.

Los niños suelen ser muy inquietos, sobre todo después de comer, por lo que una persona que, mediante su voz y sus historias, consiga mantenerles entretenidos, será ideal para ellos.

Los payasos son la otra gran opción. Y aunque es más convencional, nunca falla, pues sus espectáculos suelen constar de varias actuaciones en las que los niños disfrutan de lo lindo. Pueden además, culminar con un taller de caras pintadas o una lluvia de golosinas en las que ganará el más rápido y avispado, cuyo botín sea superior al de sus compañeros.

Premiarles con obsequios hechos a mano

Una de las tendencias que más nos gustan, porque son originales y tienen mucho mérito, es la de contar con unas manos amigas que se presten a confeccionar y decorar accesorios para tu boda. Simpáticos broches, o caramelos y bombones envueltos minuciosamente con nombre incluido, son dos ideas tan frescas como sencillas que triunfarán seguro.

Una de las tendencias que más nos gustan, es la de contar con unas ‘manos amigas’ que confeccionen unos recordatorios artesanales muy especiales. Broches a base de fieltro o tela bordados, como los que te presentamos de Hello Kitty, que hizo Marieta-M del canal de Manualidades, o del tierno Ratoncito Pérez, harán las delicias de niños y adolescentes.

Los niños, ‘niños son’

Además de tener en cuenta todas las consideraciones anteriores, debemos tener presente que los niños, independientemente del contexto, son ‘éso’, criaturas que necesitan moverse, correr, descubrir y jugar de manera casi continua.

Aunque al principio, como padre, esto te inquiete ligeramente al llevártelos a una boda, ten en cuenta que es una situación natural, ‘que le ocurre a todo el mundo’. ¿Qué hay más natural y espontáneo que un grupo de niños? Disfruta de la velada con tu familia, pensando en que ellos estén lo más cómodamente posible, sin obsesionarte a cada instante.¡A pasarlo bien!

Este artículo fue publicado originalmente en el sitio facilisimo.com
Fotografía: Ispwp.com